¿Cómo aumentar la productividad mientras teletrabajas?

PUBLICADO POR FED FINANCE ESPAÑA en Nuestros consejos de empleo
el 07/09/2020
¿Cómo aumentar la productividad mientras teletrabajas?
Analizamos algunos hábitos que ayudan a no distraerse cuando se trabaja desde casa y ser más eficaces. 

El miedo a que disminuyera la productividad fue el gran enemigo del teletrabajo, durante años, en España, que se situaba a la cola de la Unión Europea en este aspecto. Sin embargo, llegó el coronavirus y nos obligó a teletrabajar, y están surgiendo numerosos estudios que afirman que la productividad ha aumentado. 

Un ejemplo, es el realizado por IPSOS para Samsung Electronics, sobre los hábitos de los españoles durante el confinamiento y las perspectivas de futuro, que reveló que, durante el estado de alarma, el 36% de los españoles se pasó al teletrabajo y estos trabajadores fueron un 45% más productivos durante la cuarentena. 

Sin embargo, no a todos nos resulta fácil mantener la concentración fuera de nuestra oficina, ya que no siempre se puede garantizar tener en casa el entorno adecuado para evitar distracciones. Por eso, hoy analizamos en nuestro blog de Fed Finance algunos consejos que pueden servir para aumentar tu productividad mientras teletrabajas. 

Horario fijo 

Durante el periodo de teletrabajo establecido por muchas empresas como medida para evitar la propagación del coronavirus, a algunos empleados nuestras empresas nos han obligado a mantener el mismo horario de trabajo que teníamos en la oficina y a otros nos han dado flexibilidad para adaptar nuestros horarios. 

Y es que la flexibilidad para muchos es una necesidad a la que no pueden renunciar, sobre todo aquellos que son padres, y tienen que combinar el trabajo en casa con el cuidado de los menores. 

No obstante, los expertos en productividad suelen recomendar mantener una rutina estable, con un horario fijo, ya que esto facilita que nuestra mente esté preparada para concentrarse en determinadas horas. Por eso, siempre que otras obligaciones no te lo impidan, es mejor que establezcas un horario a seguir todos los días. 

Además, el saber que hay una hora a la que empezaremos a trabajar y una a la que terminaremos y podremos desconectar y descansar reduce el estrés.  

Incluye periodos de descanso 

Aunque siempre tenemos la tentación, sobre todo aquellos que podemos tener horarios flexibles, de trabajar de un tirón y cerrar el ordenador lo antes posible, la falta de descansos suele agotarnos y hacer que nos equivoquemos y tengamos que corregir, o que simplemente trabajemos más despacio. 

Por eso, es conveniente tomar descansos, al menos unos cinco minutos cada dos horas.  

Existen algunas apps, como las basadas en el método Pomodoro, que pueden ayudarte a definir los tiempos de trabajo y los de descanos.  

Haz una planificación diaria o semanal 

Nuestra productividad aumenta cuando tenemos un mapa mental de cuáles son los objetivos que debemos cumplir. Además, tener una planificación semanal, y una diaria, te ayuda a priorizar las tareas más urgentes e importantes, y a organizarte para cumplir con tus objetivos de manera más eficiente.  

En este sentido, es de gran ayuda hacer lo que los anglosajones llaman “To-Do lists”, es decir, listas de lo que tenemos que hacer. Esto nos ayudará a enfocarnos en nuestros objetivos para desarrollarlos paso a paso. 

Mantén tu lugar de trabajo ordenado 

Al estar en casa y combinar las actividades profesionales con otras de diversa índole es común que no tengamos un lugar exclusivo para el teletrabajo. Sin embargo, en la medida de lo posible, se debe garantizar tener un espacio adecuado, sin distracciones, con una mesa y sillas cómodas, con aire, ordenado y con espacio suficiente para movernos cómodamente. 

Cuando trabajes, solo trabaja 

Al estar en casa, es muy común que mezclemos actividades y, mientras trabajamos, cocinemos, atendamos llamadas y cuidemos a los niños. Aunque algunas de estas obligaciones son inevitables, en la medida de lo posible, para aumentar la productividad, es necesario que cuando se esté trabajando, no se atienda ninguna otra obligación. 

En definitiva, el teletrabajo supone algunos retos para la productividad, pero con un poco de planificación y disciplina, se pueden sortear fácilmente.  

Te recomendamos:

Cómo mantener a los empleados comprometidos y motivados

 


LOS COMENTARIOS
AÚN NO HAY COMENTARIO, ¡SEA EL PRIMERO EN REACCIONAR!
Publique su comentario