8 maneras de maximizar el desarrollo profesional en finanzas

PUBLICADO POR FED FINANCE ESPAÑA en Nuestros consejos de empleo
el 09/04/2021
8 maneras de maximizar el desarrollo profesional en finanzas
Analizamos estrategias útiles para mejorar el desempeño laboral.

La gestión de una carrera profesional es imprescindible si se espera obtener el máximo éxito y provecho de las horas invertidas en el trabajo. Si se gestiona el trabajo de forma eficaz, se podrán aprovechar al máximo esas horas semanales destinadas a desarrollarlo. Además, el mercado laboral financiero se vuelve más y más competitivo cada día, por lo que existe una búsqueda constante de cómo acelerar y asegurar el desarrollo profesional.

En Fed Finance somos expertos en selección de personal y headhunting en el sector financiero y te dejamos con una serie de consejos que puedes utilizar para maximizar el desarrollo profesional en finanzas.

Buscar nuevas responsabilidades

Una forma de seguir en constante evolución es abarcar una mayor carga de trabajo o labores más complejas. Sin embargo, se deben valorar no solo las habilidades necesarias para realizar las labores, sino también si se dispone del tiempo para ello. Recomendamos adoptar un acercamiento paulatino, por ejemplo, añadiendo una pequeña tarea que se salga de la zona de confort pero que a su vez no suponga un desbordamiento. Ir in crescendo asegurará la capacidad de asumir nuevas responsabilidades sin grandes riesgos y los superiores se irán dando cuenta de ello, aumentando su nivel de confianza.

Examinar las decisiones

Una diferencia entre el desarrollo y el estancamiento es la voluntad de examinar las acciones y decisiones pasadas con el objetivo de mejorar. Es bueno ejercer de abogado del diablo para asegurar que se hace lo correcto en cada situación, ayudando a evitar posibles sesgos en la toma de decisiones. Para ello, cada vez que se realice un movimiento que pueda tener consecuencias, es recomendable imaginarlas y aunque se tenga la seguridad sobre la decisión, valorar otras aunque sea por un momento. Las finanzas son un mundo cambiante, por lo que una solución correcta hoy, puede no serlo mañana.

Leer con regularidad

Leer es una rica herramienta disponible y útil para cualquier persona. El enriquecimiento que ofrece no tiene por qué ser solo personal, sino que también forja la sabiduría de cara al desarrollo profesional. Aunque cualquier lectura será interesante, existe un enorme catálogo de obras de temática económica y financiera. Además, grandes figuras del sector financiero comparten actualmente su vida, experiencia y conocimiento a través de la literatura.

Escribir con regularidad

Al igual que la lectura, la escritura tiene múltiples beneficios. Ayuda a dominar los contenidos, mejorar las habilidades de pensamiento crítico y la comunicación con los diversos agentes profesionales. Cuanto más se escriba, mejor será esta escritura. También puede ayudar a crear conciencia uno mismo como experto en un campo como las finanzas.

Enseñar lo que se sabe

A muchas personas les resulta útil recitar los conocimientos para afianzarlos. En el mundo laboral también se puede emplear esta técnica de explicar conocimientos y procedimientos a los demás para beneficio propio. Además de recordar metodologías, volver a reflexionar sobre procesos tan automatizados como los financieros puede descubrir nuevas maneras de visualizarlos o abordarlos. Por otro lado, compartir información con los compañeros ayuda a mejorar el entorno y las relaciones laborales.

Recopilar comentarios

Es bueno solicitar feedback y tenerlo en cuenta. Se debe solicitar activamente la retroalimentación de los jefes y semejantes, o cualquier otra persona que esté en posición de brindar información valiosa. Para ello, se debe mantener una estrategia adecuada que cumpla al menos con los siguientes pasos: no adoptar una posición defensiva, cautela a la hora de responder (sobre todo en momentos de alto estrés) y prestar atención también a los comentarios positivos.

Encontrar mentores

Establecer relaciones con personas que han estado en el mismo lugar anteriormente es una magnífica oportunidad para maximizar el desarrollo profesional. Hablando de retroalimentación, los mentores a menudo están en posición de brindar consejos objetivos de primera mano. Aconsejamos escoger a alguien con quien se encuentre sintonía y que inspire por sus valores, conocimiento o experiencia, tal vez un buen jefe o jefa. De manera ideal, es un añadido que sea una persona bien posicionada y considerada dentro de la empresa.

Networking

El networking es importante en el mundo financiero, ya que establecer buenas relaciones con personas del gremio es una buena opción para abrirse un hueco propio. Hacer contactos permite mantenerse al día con los desarrollos, obtener nuevas perspectivas e ideas y ascender profesionalmente. Para hacer más sencilla esta tarea, los profesionales de Recursos Humanos recomendamos apoyarse en los contactos que ya se tienen (pedir que te presenten), fijarse un objetivo claro, cuidar los perfiles en redes sociales y el lenguaje corporal y no solo pensar en lo que las personas pueden hacer, sino también en lo que se puede hacer por ellas.

En definitiva, no se puede permitir que el rápido ritmo de vida laboral impida un desarrollo profesional satisfactorio en el mundo financiero. Además, independientemente del momento profesional que se viva, siempre hay espacio para la mejora. Después de todo, el dinamismo de los mercados actuales es en parte la razón por la que necesita seguir avanzando constantemente para no caer en la obsolescencia.

Te recomendamos:

Trabajos del futuro: gestor de riqueza sostenible

Cómo conseguir ser una persona organizada

 


LOS COMENTARIOS
AÚN NO HAY COMENTARIO, ¡SEA EL PRIMERO EN REACCIONAR!
Publique su comentario