¿Qué debo buscar en un servicio de externalización de la contratación de empleados?

PUBLICADO POR FED FINANCE ESPAÑA en Nuestros consejos de empleo
el 03/01/2022
¿Qué debo buscar en un servicio de externalización de la contratación de empleados?
Analizamos algunos consejos para saber qué debes buscar a la hora de externalizar la contratación de empleados de tu empresa.

¿Estás buscando externalizar la contratación de empleados de tu empresa? Si este es el caso, en Fed Finance te ofrecemos algunos consejos para saber qué debes buscar en este servicio para poder llevarlo a cabo con éxito, ya que no siempre todas las subcontratas se ajustan al objetivo que buscamos en nuestra empresa.  

La externalización de servicios, también llamada, outsourcing, es una estrategia empresarial consistente en delegar y subcontratar ciertos servicios que ofrece la empresa para que los preste otra con el objetivo de reducir costes, aumentar la productividad y concentrar la actividad de la empresa en otras tareas más valiosas.  

Una de estas tareas, por ejemplo, puede ser la de la contratación de empleados, externalizando el departamento de Recursos Humanos. Los procesos de selección pueden externalizarse parcialmente o de manera completa. Si decides externalizar tan solo una parte, puedes decidir entre hacerlo, por ejemplo, con los procesos de reclutamiento y entrenamiento, la gestión de archivos de personal, las evaluaciones de desempeño o los trámites relacionados con las nóminas. Sea cual sea la opción que elijas, te enseñamos cuáles son las cualidades de este servicio para que sea de diez. 

¿Qué debe tener el servicio de externalización? 

Para que el servicio de externalización de la contratación de empleados sea exitoso debemos tener en cuenta, ante todo, que no se debe externalizar la principal actividad de nuestra empresa. Partiendo de esa base, debemos tener en cuenta que los servicios que contratemos estén orientados al cumplimiento de unos objetivos marcados y, por supuesto, que se trate de expertos en el área que queremos delegar.

Es muy importante que la empresa elegida ofrezca unos servicios que se adapten a las necesidades de nuestro negocio de manera rigurosa, así como que sus estándares de calidad sean elevados y fiables, sin olvidarnos de una buena política en lo que a la eficiencia de la rentabilidad se refiere. 

También hay que tener muy presente que esta empresa cuente entre sus empleados con personal que tenga la formación suficiente y que valoren el desarrollo interno, así como que el ambiente laboral sea bueno. Sabremos si estos aspectos se dan si la empresa mantiene planes de motivación o de conciliación laboral, que son puntos muy relevantes a la hora de crear buenos equipos de trabajo. 

Por último, también es vital asegurarnos de que la empresa que subcontratamos cuente con infraestructura suficiente, así como con recursos propios con los que poder realizar los servicios que vamos a demandar. 

¿Cómo saber cuándo debo hacer una externalización? 

Si tienes dudas sobre si debes o no optar por este tipo de servicios, puedes hacerte unas preguntas básicas al respecto. La primera de ellas es delimitar qué área vamos a externalizar. En el caso de la externalización de la contratación de empleados, como hemos apuntado anteriormente, puedes delegar parte del proceso o el proceso completo, atendiendo a tus necesidades.

Estas necesidades vendrán dadas por factores como la definición de los procesos que tengamos, si va a ser una relación laboral a corto, medio o largo plazo, o si disponemos o no de personal especializado para dicho proceso. También debemos tener presente las posibles barreras que podemos encontrar a la hora de externalizar un servicio.  

Ventajas de la externalización 

Valernos de un servicio de externalización en la contratación de empleados, o de cualquier otro tipo, tiene muchas ventajas para nuestro negocio. La principal de ellas, quizás, es la posibilidad de la empresa de focalizarse en la actividad principal. Gracias a la externalización el tiempo a la hora de llevar a cabo la toma de decisiones se verá considerablemente reducido, lo que influye directamente en el aumento de la productividad y la eficiencia en los proyectos que desarrollemos. Esto nos llevará, también, a una mayor profesionalización de los proyectos y una mejora palpable en su calidad. 

De la misma manera, es muy probable que veamos cómo nuestros costes se reducen, así como los riesgos. Los procesos de innovación también se verán beneficiados con esta decisión, que puede ser uno de los grandes aciertos a la hora de gestionar tu empresa.

Te recomendamos:

3 requisitos de debe cumplir un proceso de selección inclusivo

¿Qué preguntas hacer en una entrevista como candidato?


LOS COMENTARIOS
AÚN NO HAY COMENTARIO, ¡SEA EL PRIMERO EN REACCIONAR!
Publique su comentario